Proteja a sus Niños de los Pesticidas y del Envenenamiento debido al Plomo.

El uso seguro de pesticidas depende del uso del pesticida apropiado, y de usarlo correctamente. La etiqueta en el envase del pesticida ofrece instrucciones para el uso del pesticida. También incluye advertencias cuya intención es la de informar a los usuarios sobre cómo prevenir exposiciones dañinas, por ejemplo usando ropa de protección, manteniendo a los niños y las mascotas fuera del área tratada durante ciertos períodos, entre otras. Es muy importante leer primero la etiqueta antes de usar. En la mayoría de los casos, afortunadamente, nuestros descuidos momentáneos como padres de familia no son muy dañinos. Sin embargo, estos momentos pueden perturbarnos, como encontrar a un niño de 3 años con una lata de insecticida en la mano.Muchas personas no saben que los insecticidas caseros que usamos en o alrededor de nuestros hogares para matar hormigas, gérmenes, cucarachas, moscas, ratones, ratas y termitas, pueden afectar la salud de los niños si no se almacenan o utilizan adecuadamente


Cada año, miles de niños menores de seis años se envenenan con pesticidas comunes de uso doméstico. Muchos padres de familia aún almacenan pesticidas al alcance de los niños. Una de las formas más sencillas de evitar el envenenamiento con pesticidas consiste en almacenar los productos domésticos fuera del alcance de los niñosLos accidentes son parte de la vida, pero no podemos limitarnos a la buena suerte para proteger a nuestros niños del peligro. Opte por lo seguro. Tomando unos pasos preventivos sencillos usted puede garantizar un hogar seguro y sano para su familia, a pesar de los momentos impredecibles de la vida. rachas, moscas, ratones, ratas o termitas).  Los niños pueden entrar en contacto con los pesticidas almacenados o aplicados en sus hogares, jardines, guarderías, escuelas, parques o mascotas. Los niños muchas veces tocan cosas (que pueden contener pesticida) y luego se meten las manos a la boca. También gatean o juegan en los pisos, césped o en espacios que pueden tener pesticidas. Estas actividades pueden exponerlos a mayores riesgos de envenenamiento. El contacto con pesticidas puede ocasionar daños severos a la salud de los niños.

Los síntomas mas comunes de envenenamiento con pesticidas se parecen a los de la influenza. Si su niño presenta cualquiera de los siguientes síntomas después de entrar en contacto con un pesticida, llame de inmediato a su centro de control de envenenamiento.

Dolores de cabeza,

Mareos,

Calambres musculares,

Debilidad y

Cosquilleo.
 

 Los pesticidas comunes de uso casero incluyen:

Rociadores y cebos para cucarachas;

Desinfectantes y limpiadores para baño y cocina, incluyendo el blanqueador;

Venenos para ratas y otros roedores;

Repelentes de insectos (moscas, mosquitos);

Productos usados para matar el moho y el mildiu;

Champús, polvos e inmersiones para mascotas contra pulgas y garrapatas; y
• Herbicidas (veneno para hierba, plantas y grama).

Aqui estan diez medidas para proteger a sus niños de los pesticidas y del envenenamiento debido al plomo.



1. Siempre almacene los pesticidas y otros químicos caseros, incluyendo blanqueadores (cloro), fuera del alcance de los niños. Preferiblemente guárdelos en un gabinete con cerradura. 
2. Siempre lea bien las instrucciones en la etiqueta antes de usar un pesticida, producto químico casero o para animales domésticos porque estos pueden ser peligrosos o ine 
3. Cuando aplique el pesticida asegúrese que sus niños y animales domésticos no estén presentes en el lugar y retire sus juguetes y objetos de uso personal. Asegúrese también que nadie entre en el ambiente donde se haya aplicado el pesticida hasta que éste se haya secado o hasta que se cumpla el tiempo indicado en su etiqueta.ficaces si se usan inadecuadamente. 
4. Si interrumpe la aplicación de un pesticida o un químico casero (quizás debido a una llamada telefónica), deje el envase bien cerrado y fuera del alcance de los niños. Asegúrese que los químicos caseros estén empaquetados de un modo suficientemente resistente a los niños. 
5. Nunca mezcle o cambie los pesticidas a envases de otros productos que los niños puedan confundir con los de alimentos o bebidas (como botellas de refrescos) que cotidianamente usen y nunca deje cebos para roedores o insectos en sitios donde los niños puedan alcanzarlos. 
6. Lea las instrucciones antes de aplicar un repelente a los niños. Nunca lo aplique sobre llagas, heridas, cortaduras o irritaciones de la piel. Tampoco lo aplique a los ojos, nariz, labios, manos o directamente en la cara. Use sólo lo suficiente para cubrir la piel o la ropa según las instrucciones de la etiqueta. Nunca aplique un repelente debajo de la ropa. 
7. Muchas casas construidas antes de 1978 contienen pintura a base de plomo. Si contempla una renovación de su casa, pida un análisis de la pintura. No trate de quitar usted mismo la pintura a base de plomo.


8. Infórmese sobre los riesgos relacionados con el plomo. Recuerde que al comprar o alquilar una casa o apartamento construído antes de 1978, el vendedor o propietario tiene la responsabilidad de comunicarle si existen riesgos relacionados con el plomo.


9. Si sospecha que sus niños pudieran haber sido expuestos al plomo en su hogar o en el vecindario, llévelos a que les hagan un análisis para detectar la presencia de este elemento. Recuerde que, aunque no hay síntomas visibles que indican la existencia de envenenamiento por plomo, este envenenamiento puede causar problemas que se manifiestan en el comportamiento y la habilidad escolar del niño.  
10. Lávese frecuentemente las manos, así también como los biberones, chupetes (chupones) y juguetes de sus niños y limpie con regularidad los pisos, alféizares y otras superficies.